A la mayoría de los magos nos preguntan cuál es la diferencia entre la Magia y el Ilusionismo. Varias veces las respuestas no son claras y terminan agregando más dudas que certezas. Este artículo está dirigido por un lado a todos los magos para que le puedan brindar una respuesta clara a su público; y por otro lado a todos los que les interesa este tema en particular.

La Magia y el Ilusionismo han estado ligados desde la antigüedad, pero con el correr del tiempo, el primero siguió su curso por el camino de lo paranormal, mientras que el segundo, gradualmente se fue enmarcando en el ámbito del entretenimiento, transformándose en una de las artes.

BREVE RESEÑA HISTÓRICA

La Magia ya estuvo presente en las creencias de pueblos muy antiguos, en los que el mago tenía poderes sanadores y conocimientos acerca del mundo de los espíritus, siendo muy importante su papel en la comunidad. Un ejemplo de esto fueron los chamanes, considerados poderosos hechiceros en las sociedades cazadoras y recolectoras de Asia, África, América y Oceanía, aunque también en culturas prehistóricas de Europa.

En Egipto, Grecia y Roma los magos eran frecuentemente consultados por sus poderes de adivinación, siendo ese su principal poder, a diferencia de los chamanes que se destacaban más por la sanación.

En la Edad Media, la Magia estuvo relacionada con la Alquimiay la Astrología, actividades consideradas demoníacas por la Iglesia Católica, lo que derivó en una sangrienta persecución. Unas 500.000 personas fueron procesadas y varias de ellas ejecutadas por tribunales civiles y religiosos, siendo acusadas debrujería. Los procesos llegaron a extenderse hasta el siglo XIX, tanto en Europa como en Norteamérica.

El Ilusionismo tal cual lo conocemos hoy en día, en gran medida le debe sus orígenes a Jean Eugène Robert-Houdin (1805-1871), que abrió un teatro de Magia en París en la década de 1840. La profesión de ilusionista fue ganando prestigio hasta convertirse en un medio popular de entretenimiento.

A esta popularidad contribuyeron entre otros Harry Houdini(1874-1926), que tomó su nombre artístico del mago Harry Kellar (1849-1922) y del ya mencionado Robert-Houdin, destacándose especialmente en ilusiones relacionadas con el escapismo; y a finales del siglo XX, el mago Doug Henning(1947-2000) y David Copperfield, a través de la televisión y espectáculos en Broadway, como también de giras mundiales.

CONCLUSIÓN

Podríamos decir que en la actualidad, la Magia es considerada un medio, por el cual un mago, utilizando sus conocimientos y prácticas, tiene dominio sobre la naturaleza, alterando los elementos según su voluntad, pudiendo transformar también el destino o la suerte de una persona. Es decir que influye sobre el contexto transformándolo, en especial partiendo desde lo intuitivo.

En cambio el Ilusionismo (comúnmente conocido como Magia y antiguamente Prestidigitación) es un arte escénico, en donde el mago o ilusionista a través de distintos medios, crea la ilusión de que algo imposible está ocurriendo. Hace parecer real lo imposible, presentándolo como fenómenos que desafían la explicación racional. Por lo tanto no pretende modificar los factores naturales, pero ofrece otra realidad posible. Algunos la vivencian como un entretenimiento, otros llegan a descubrir que hay algo más.

Espero que este artículo haya sido de su agrado por lo menos como para reflexionar acerca de la diferencia entre la Magia y el Ilusionismo, no pretendo que sea la verdad para todos, simplemente es en lo que yo estoy de acuerdo y por lo tanto mi verdad personal como la de muchos otros.

También queda en la creencia libre y personal de cada individuo, saber cuánto puede haber de Magia en el Ilusionismo, y cuánto de Ilusionismo en la Magia.

Artículo por el MAGO FLAVIO CONTI. PUBLICADO POR MAGOFLAVIOCONTI