Robert Houdin, considerado el padre de la magia moderna, nos habla en su obra de unos principios básicos de la prestidigitación. Voy a ir comentándolos de uno en uno y opinando sobre la base de mi experiencia: 1. No prolongar excesivamente el espectáculo: Este principio es algo básico que se ha de plantear todo mago a la hora de preparar su espectáculo. La magia necesita enormemente de la atención de todos los sentidos del público y al cien por cien, por eso mismo según avanza el espectáculo los espectadores comienzan a sentir fatiga y empiezan a desconectarse del espectáculo.