Jamás dejes a los espectadores hacer un truco. Si insisten puedes decir algo como "Déjame actuar y después ponte a bailar", o cosas así. Dejando que alguien haga magia con tu material te estas saliendo de tu papel de mago